Cómo darle una pastilla a tu gato

¡¡¡Prrr Hola amigos y amigas de Sonrisas de gato!!!

♡ Siempre que hablamos de pastillas y gatos es hablar de una situación que les es bastante desagradable y complicado para nosotros. Cualquiera de vosotros que le haya intentado dar el medicamento a su gato sabrá que es una tarea muy complicada, ya que aunque intentes ocultársela entre la comida que le gusta, si descubre la pastilla… la deja en el suelo. Eso es lo que nos suele pasar con nuestra gatita Khaleesi… al principio lo pasábamos mal dándole su pastilla para la insuficiencia renal crónica… pero con paciencia y probando diferentes técnicas al final lo hemos logrado.

♡ Así que se quereis saber cómo se le puede dar una pastilla a vuestro gato de forma rápida y eficaz no dejéis de leer este post.

♡ Los gatos a lo largo de su vida van requiriendo atención veterinaria más de una vez, por lo que es probable que tenga que tomarse una pastilla, aunque él no quiera. Cuando el veterinario recomiende un tratamiento, es muy importante seguirlo ya que es la única forma de conseguir que se recupere. Pero claro... ¿quién le dará la pastilla a vuestro gato?

♡ Su cuidador, por supuesto. Sí, no queda otra. Por muy poco que nos guste, podemos dar por sentado que al gato le gusta mucho menos. Afortunadamente, podemos hacer que la experiencia no sea tan desagradable con algunos trucos.

♡ Lo más importante es que el gato se sienta tranquilo donde está, pues no es lo mismo intentar darle una pastilla cuando esté echado en el sofá que cuando está correteando por la casa. Siempre hay que dársela en situaciones iguales o similares a la primera para que de esta manera no se sienta muy incómodo. Asimismo, nosotros también tenemos que estar también relajados para evitar contagiarle el nerviosismo.

♡ Así, podemos probar de trocearle bien la pastilla y mezclársela con comida húmeda para gatos. Lo más seguro es que se la coma sin problema, pero si no funciona, tocará abrirle la boca e introducirle la pastilla para inmediatamente después cerrársela ejerciendo sólo un poco de presión (la suficiente para que no pueda abrirla).

♡ Cuando se la haya tragado, lo soltaremos y le daremos inmediatamente después una golosina que le guste mucho. Y si aún no hay manera, podemos hablar con el veterinario para ver si, en vez de pastillas, se le pueden poner inyecciones, lo cual le resultará menos traumático.

♡ Esperamos que os haya gustado el artículo gatuno.

♡ Cualquier cosita no dudéis en preguntarnos en la sección de comentarios al final de este post o, también, nos podéis escribir un email –> Contacto Sonrisas de gato

Fuentes:

¡¡¡Saludos!!!

Sonrisas de gato

Tienda Sonrisas de gato

Compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información básica sobre Protección de Datos.

*

Compartido