Corrige los malos hábitos de tu gato

¡¡¡Prrr Hola amigos y amigas de Sonrisas de gato!!!

✿ Aunque su actitud parece indicar que prefiere vivir solo y no le importe tu opinión hacia él, al gato le gusta tener tu atención. Positiva o negativa, atención es atención y el gato lo disfruta.

✿ Y, hablando claro, el gato no sabe que está haciendo algo mal a menos que se lo indiquéis. ¿Que después lo sigue haciendo sabiendo que está mal? Ahí entra en plena actitud felina y esa es la que debéis corregir.

Gatos escondidos

Primero verificad su salud: ¿No está usando la caja de arena? ¿Se niega a comer? ¿Maúlla a todas horas? Estos no siempre son malos hábitos, en ocasiones son su manera de informarte que algo está mal en su sistema. Llevadlo al veterinario y aclarar dudas es la mejor solución.

Sed consistente: Esta es la clave para todos los problemas gatunos. El gato vive en rutina y la única manera que entenderá tu mensaje es si lo comunicas constantemente.

¿No queréis que brinque a la mesa del comedor? Cada vez que lo intente asustadlo con un ruido fuerte o mejor aún, conseguid una botella con tapa roceadora, llenadla de agua y dejadla en un área accesible.

Gatos escondidos

✿ Cuando el gato piense que está solo y vaya a brincar ¡mojadlo con la botella!. El susto debe enseñarle que no está invitado a la mesa. Pero sed consistentes. Si le permitís subirse de vez en cuando, jamás aprenderá la lección.

Ignoradlo: Atención negativa sigue siendo atención. Si el gato aprende a que rascando el sofá tendrá tu atención, aunque sea enfadado, l0 seguirá haciendo. Aunque os moleste, evitad el regañarlo. NO le hagáis caso. Cuando vea que la reacción no es la misma, desistirá.

✿ Mejor presentadle una alternativa. Colocad un poste rascador al lado del sofá y llévalo al mismo cada vez que trate de rascar vuestro mueble.

Gatos escondidos

La fuerza no funciona: Nunca seáis violento con vuestro gato. Esto trae como consecuencia tener un gato que no te quiere. La manera de corregirlo es rompiendo su rutina. Gritad fuerte justo en el momento que lo veáis haciendo algo mal. Usa la botella de agua. El romperle su concentración tendrá mejores resultados que golpearlo.

Prémiadlo: No solo miréis lo malo. Cuando se porta bien, dejadlo saber. Si ves que pasa por el sofá y prefiere raspar sus uñas en el poste rascador, premiadlo. Darle un cariñito extra, un poco de catnip si le gusta o su bocadito favorito reforzad el sentir de que lo que hizo estuvo bien.

Gatos escondidos

♡ Esperamos que os haya gustado el artículo gatuno.

♡ Cualquier cosita no dudéis en preguntarnos en la sección de comentarios al final de este post o, también, nos podéis escribir un email –> Contacto Sonrisas de gato

¡¡¡Saludos!!!

Sonrisas de gato

Compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información básica sobre Protección de Datos.

*

Compartido