Bolas de pelo en gato ¿Qué son y cómo prevenirlas?

¡¡¡Prrr Hola!!! ∑:)

Si tienes un gato, seguramente más de una vez le habrás visto expulsar unas bolas muy desagradables compuestas de pelo, jugos gástricos y saliva.

Estas ‘asquerosas pelotitas’ se denominan Tricobezoares (del griego thrix –pelo- y del árabe bazahr -piedras que se utilizaban para neutralizar venenos-) y, normalmente, se convierten en la pesadilla de muchos gatos, especialmente en los de pelo largo.

pelos

¿Por qué se producen?

En su afán de limpieza diaria, los gatos se pasan largos ratos acicalándose a sí mismos o a otros gatos. Las pequeñas espinitas que tienen en la lengua ‘arrancan’ y empujan a los pelos más débiles hacia el interior del aparato digestivo que es donde se enredan formando bolas que pueden llegar a atascarse en cualquier parte (esófago, estómago, intestino delgado o intestino grueso).

The InfoVisual.info site uses images to explain objects.

¿Cómo saber si mi gato padece estos síntomas?

Cuando nuestro gato padece el problema de los tricobezoares normalmente presentan vómitos, náuseas o falta de apetito. Si el cúmulo de pelo se ha almacenado en el esófago, es probable que acabemos viendo cómo el animal acaba regurgitando.

La falta de apetito puede indicarnos que el problema esté situado en el estómago que, para ayudar a paliar sus efectos debemos administrarle alimentos blandos o semidigeridos.

Por el contrario, si el problema se sitúa en el intestino grueso pueden aparecer síntomas de estreñimiento.

Es muy común ver que los gatos ingieren plantas ya que por la acción mecánica de las fibras vegetales les ayudan a eliminar los tricobezoares de manera natural. El problema de la ingesta de plantas es que los gatos no distinguen cuáles son beneficiosas y cuáles pueden resultar tóxicas para la mucosa de su estómago. Es recomendable no dejar que los gatos coman plantas del exterior indiscriminadamente ya que podemos encontrarnos con que la ingesta de estos vegetales pueda resultar verdaderamente perjudicial para ellos.

gato

 

Prevención y tratamiento

El diagnóstico de los tricobezoares siempre lo tiene que formular un veterinario que decida cuál es el tratamiento más adecuado para nuestro gato. A veces es necesario recurrir a laxantes para que puedan expulsar más rápidamente estos cúmulos o, si el problema reviste de una gravedad especial, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para extraer manualmente estos depósitos.

Cepillado

Antes que curar, es mejor prevenir. Ya sabemos que los gatos pasan largas horas acicalándose pero, si nosotros eliminamos el exceso de pelo muerto del manto, evitaremos que lo ingieran después cuando empiecen a lamerse.

Es recomendable un cepillo no demasiado rígido para no dañar la piel del animal y repetir con frecuencia, sobre todo si nuestro minino es de pelo largo.

cepillado

Malta

La malta para gatos puede ayudarlos a deshacerse de los tricobezoares a través de las heces. Sus aceites esenciales ayudan a que las bolas de pelo ‘patinen’ por el sistema digestivo ayudando a su eliminación.
Basta que pongas en la patita de tu gato una gota del tamaño de un garbanzo para que él mismo se encargue de lamerlo y tragárselo. Una manera más que fácil de evitarle ‘un mal trago’ a tu querido amigo.

malta

Snacks

Si te gusta premiar a tu gato, aquí tienes una manera de hacerlo a la vez que previenes la formación de bolas de pelo. Hay snacks cuya composición ayuda a prevenir la acumulación y facilita la expulsión de todas estas molestias.

malt-kiss

Alimentación

Conscientes de este problema, los mejores fabricantes de pienso para gatos han elaborado recetas especiales que facilitan el tránsito intestinal, la disolución y expulsión de las bolas de pelo. Un pequeño cambio en la dieta del animal le aportará una calidad de vida que antes no tenía. Evitando un problema tan común y tan sencillo ayudarás a que tu gato viva mejor.

RC

Te recomendamos que, ante cualquier duda o síntoma acudas a tu veterinario para que te recomiende el mejor tratamiento para tu gatito.

vet

¡¡Saludos!!  ∑:3

Compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información básica sobre Protección de Datos.

*

Compartido